viernes, 9 de mayo de 2008

¡¡¡Graduaciones gratuitas, oiga!!!

Link to post in English

Como escribí hace 2 entradas, en España, las ópticas que pertenecen a las grandes cadenas y muchas pequeñas ópticas, a día de hoy, siguen sin cobrar al graduar a una persona. Estos profesionales de la visión no dan valor a su servicio, pero ¿qué servicio van a cobrar? ¿Por una graduación de 5 minutos? ¿Algo que una persona que no ha estudiado la carrera y que puede aprender fácilmente, porque lo hacen de manera rutinaria, puede ejecutarlo de forma mecánica? Eso no tiene valor. Eso no es evaluar la visión.

Lo peor de todo es que con ello, llevamos muchos años acostumbrando mal al cliente. Ópticas que ya no dan ese escaso servicio, sufren las consecuencias.
De forma que cuando una persona entra en una óptica, se cree con derecho a pedir y exigir de todo por unas simples gafas, que muchas veces incluso son de oferta.

Cuando las recogen tras:
  • haber graduado al paciente (mejor o peor, no me meto),
  • haber estado aconsejándole sobre qué gafas le quedan mejor,
  • haber estado recomendándole unan u otran lenten según la necesidad del cliente,
  • haber estado gestionando el pedido de las lentes,
  • haber estado montando las gafas y ajustándolas,
el cliente quizás paga 55€ por unas gafas y por todo el tiempo y trabajo que ello conlleva, es decir, todos estos servicios que se realizan de forma gratuita. Pero eso no es todo, ese cliente se cree con derecho a reclamar “valores añadidos”: una funda dura, una gamuza suave, un cordón, un limpiador de gafas y por supuesto, la receta de su graduación.

No se cobra por cada servicio que se hace en una óptica, sólo por los productos que se venden. Cuando estudiamos la carrera no nos enseñan a vender, nos enseñan a ser Optometristas. Sin embargo, mucha gente se queja de que las gafas son caras.

Ahora que en muchas ópticas están empezando a cobrar las graduaciones, mucha gente se queja de ello, y se sorprenden porque “antes no se hacía”. Quizás el servicio y los conocimientos han mejorado. ¿No se paga lo que sea por ir al médico? Y lo peor ¿no se paga lo que sea por ir a un oftalmólogo que quizás, te gradúe de la misma manera rápida y poco efectiva que las ópticas de las que antes hablaba? Si por ese servicio pagas, ¿por qué no pagar por el de un óptico, o un optometrista cuyo trabajo es más cualificado y que va a dedicar tiempo de calidad a tu visión?

4 comentarios:

Marta R. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Soy Optometrista y es algo que todavía me quema. Médicos, abogados... cualquier licenciado o diplomado cobra por su trabajo profesional. Me he encontrado padres de familia que vienen a hacerse un examen visual junto con sus 2 o 3 hijos, para luego irse por donde han venido ¿Por qué hemos de regalar nuestro trabajo?

Rosa García dijo...

Gracias Marta,
veo que con tu blog tienes la misma finalidad que yo con el mío. Espero que juntas o por separado, logremos aclarar a la gente cualquier duda que tengan respecto a su visión :-)

Marta R. dijo...

Gracias Rosa. Todavía estaba creandose, es aún un niño, pero ya se puede decir que está en marcha.Te anio a seguir con ello. Está muy bien tu blog, me gusta. Adelante y ánimo. :-)

Anónimo dijo...

Mucha culpa de esto la tiene el colegio oficial de ópticos y optometristas. No se hace nada o "lo justo" (para quedar bien) y así seguiremos con el mismo problema siempre.
No sé que intereses habrá para que no sea obligatorio (para todo el mundo) cobrar por estos servicios.
Mientras no se obligue, las cadenas seguirán sin cobrarlo. Y el resto tendrá que decidir, si cobrar o no.

Claro está, que si tienes otra óptica a la vuelta de la esquina que no lo cobra, no te queda otra que hacer lo mismo.

Related Posts with Thumbnails