lunes, 6 de abril de 2020

Fisioterapia y Optometría juntos en un estrabismo adulto

Cuando Juanma llegó a mi consulta, inicialmente me pareció un caso complicado al que no sabía si podría ayudar. Según fui haciendo la evaluación visual todo empezó a encajar como un puzzle. Todo tenía justificación y una causa que lo explicara.

Según Juanma me iba contando sus dificultades en su día a día (por ejemplo al hablar frente a un persona, al subirse en un autobús que siempre buscaba asiento en el mismo lado del mismo, porque no le gustaba hablar con nadie al ir en un avión, etc,) fui dándole una explicación que a él sorprendido, le encajaban completamente. Tras la primera evaluación, se fue inicialmente sin tener la seguridad de que la terapia visual pudiera ayudarle directamente, pero contento porque muchas de las preguntas que se había hecho en su vida, por fin tenían respuesta. Le mandé algún ejercicio de motilidad ocular y le remití inicialmente al fisioterapeuta y le hizo un tratamiento a nivel cervical. Cuatro meses después, en la revisión visual que le realicé, los resultados habían mejorado mucho.

Así nos lo cuenta él mismo:
_______________________________

"Ya desde que tenía casi 4 años, me diagnosticaron estrabismo, y con casi 6 años comencé a llevar gafas. Además, tenía hipermetropía y astigmatismo en aquel momento. 

Pasé por diversos oftalmólogos y optometristas, pero realmente nunca recuerdo una evaluación en profundidad respecto al movimiento de mis ojos, o en cuanto a mi visión tridimensional. 

Como no tenía muchas dioptrías, con 23 años decidí usar menos las gafas, emplearlas solo para leer o estar en casa, y fui tomando conciencia de que, cuando me sentía más cansado, estresado o con mayor malestar emocional, se reducía mi control sobre la desviación de mis ojos. 

Fue hace unos seis meses, ya con 48 años, cuando conocí el blog de Consciencia Visual, al estar realizando una búsqueda sobre neurodesarrollo y visión, ya que es un tema que me interesa por mi labor profesional. Me resonó completamente la información que se daba en el blog, y decidí contactar con Rosa García, su responsable, para concertar una cita. 

Fueron cerca de dos horas de la evaluación más exhaustiva que me han realizado de la visión, donde pude comprender el verdadero alcance del estrabismo que padezco, y con las indicaciones de Rosa, comencé a realizar ejercicios visuales, además de un tratamiento de fisioterapia a nivel cervical. 

Cuatro meses después, en la revisión, había habido una mejora importante, con reducción de los nistagmos (movimientos vibratorios de los ojos), reducción del estrabismo y aumento de la visión tridimensional. Actualmente, llevo gafas de lejos y de cerca, y es posible que, si la evolución es positiva, pueda llevar gafas progresivas en un futuro. 

 Esta experiencia me lleva a plantear que, con conciencia y una buena guía, los problemas de estrabismo pueden mejorar en cualquier edad, con el consecuente aumento de calidad de vida que esto supone."

_____________________________________

 Juanma lo ha explicado muy bien, poco puedo añadir. Aún realiza ejercicios visuales en casa y sigue realizando alguna sesión de fisioterapia, pero junto con un cambio de otros aspectos su calidad de vida ha mejorado como él mismo dice.

Nunca descarto ningún caso de estrabismo hasta no analizarlo y comprobar si puedo ayudarle de alguna manera directa o indirecta.

sábado, 28 de marzo de 2020

Normas de Higiene Visual y COVID-19

Nunca me imaginé pasar por una experiencia así.
No saber qué es lo que va a pasar en unas semanas, en unos meses o en un año. Cómo va ser mi vida entonces.
El COVID-19 va a cambiar muchas vidas, en mayor o menor medida, y no estabamos preparados para algo así.

Nuestra vida de la noche a la mañana a dado un giro de 180°, nuestras costumbres diarias ahora son otras y nuestros horarios. Hay quien después de 2 semanas de encierro en nuestras casas aún no han conseguido adaptarse.

No salimos de casa, no respiramos mucho aire fresco porque cuando salimos a hacer una gestión se tiene que hacer rápido y volver a casa, la situación no nos permite hacer mucho ejercicio,... Estamos en casa teletrabajando frente a un ordenador, y esto lo compaginamos con el homeschooling con nuestros hijos. A veces el día no tiene horas suficientes, parece mentira.

Pero paraos a pensar un momento cuántas veces os asomáis a la ventana añorando salir a la calle sin temor. O mejor, pensad cuántas horas al día estáis haciendo tareas cercanas con ordenador, tabletas o móviles. Pensad en nuestros hijos, cuántas actividades hacen mirando a lo lejos, lo más lejos que hacen es ver la tele. El resto de actividades o están haciendo videoconferencias con sus profesores o colegio, o están estudiando, os están leyendo, o jugando con  tabletas o la Wii, o con juegos de mesa con la familia...

NUESTRA VISIÓN NO ESTÁ PREPARADA PARA TODA LA CARGA VISUAL QUE TIENE ENCERRADOS ENTRE 4 PAREDES. NUESTRA VISIÓN NECESITA MIRAR A LO LEJOS.

Esto crea mucha fatiga visual y puede pasarnos factura en un futuro cuando todo esto pase.

Por ello, os quiero informar que siguiendo unas pequeñas NORMAS DE HIGIENE VISUAL podemos ayudar a que nuestra visión no sufra tanto, funcione mejor y que podamos rendir mejor.






Related Posts with Thumbnails