domingo, 16 de abril de 2017

Testimonio - En una lesion de retina también ayuda la terapia visual

El siguiente testimonio es de un niño de tan solo 7 años muy valiente que afronta todo con  entusiasmo. Llegó con un problema visual importante, nada vemos que unos nervios oculares inmaduros, con baja agudeza visual a pesar de su gafas y usando parche 6 horas en el colegio. Lógicamente esto le afectaba a su día a dia EN TODO, en el desarrollo de su aprendizaje, en la lectura, la escritura, sus juegos, sus relaciones sociales, su autoestima, la atención... Los padres no sabían qué podrían conseguir con la terapia, pero cualquier mejora era bien recibida.

Todos los padres se dan cuenta cuando acaban el tratamiento el gran esfuerzo que les ha supuesto, pero cuando acaban, todos piensan lo mismo, ese esfuerzo ha merecido la pena.

Esto nos cuenta su madre:

____________________________________

¿Cómo calificaría nuestro paso por “Consciencia Visual”? Sin ninguna duda muy positiva. 

Cuando mi hijo contaba con tan solo 2 meses, yo ya sabía que algo no iba bien, que su mirada estaba vacía y aunque todo el mundo me decía que eran cosas mías, yo lo tenía muy claro. Así que desde que cumplió los 3 meses, estuvimos de médico en médico para ver qué le ocurría. 
Diagnóstico: "Nervios ópticos inmaduros" (actualmente sé que es hipoplasia del nervio óptico).

Desde entonces, hemos llevado revisiones cada seis meses en oftalmología y aunque mi hijo mejoró, cuando contaba con 7 años nos decidimos a visitar, por fin, un lugar en el que recibiera terapia visual y ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado al respecto. 

El día que le realizaron las pruebas, no salía de mi asombro ¡Cómo no me había dado cuenta de todo lo que no alcanzaba a hacer ni hijo en el área neurofuncional, de reflejos y obviamente visual! He de admitir que para mí fue como un jarro de agua fría el ver las letras que volteaba, que no era capaz de ponerse a la pata coja, que no agarraba bien las cosas… En fin, una serie de cosas que me desmoralizaron muchísimo. Confieso que lloré bastante al ver los resultados del informe y me costó asimilarlo, pero… Y siempre hay un pero, las profesionales de este centro (mil gracias a Laura por su eterna paciencia con mi hijo), han conseguido que mi hijo alcance una agudeza visual muy alta para el problema que tiene (con nistagmo incluido), y otros logros de los que estamos muy satisfechos. 

No obstante, me gustaría dejar constancia de que es un proceso duro, en el que hay que trabajar mucho (y ahí tengo que reconocer que mi niño se ha esforzado), no sirve sólo el ir a las citas, recoger las actividades y llevarlas a casa dejándolas en un cajón.

En definitiva, agradecer al centro por su trabajo, a Laura por su infinita paciencia y su profesionalidad, su interés en todas las áreas de mi hijo (incluidas las que no afectaban sólo a la visión) y porque han conseguido que mi hijo obtenga los mejores resultados que podría conseguir en consonancia a su problema. 

Esperamos seguir trabajando y mantener los logros conseguidos e incluso superarlos si es posible. 

______________________________________

Laura:
"Los padres del protragonista de esta historia ya llevaban mucho tiempo intentando que su hijo consiguiese mejorar su visión antes de llegar a nosotras. Son unas personas muy responsables y al empezar a trabajar se lo tomaron muy en serio. Querían que su hijo mejorase todo lo posible en cada ámbito. Todos han trabajado con total motivación. Y el niño, especialmente cariñoso, está dispuesto a conseguir todo lo que se propone. Todo el esfuerzo tan grande que han hecho cada día ha tenido su recompensa, consiguiendo mejorar la tan ansiada agudeza visual y otras miles de cosas con las que su hijo está mucho más feliz. ¡Bravo familia! ¡Lo habéis conseguido! ¡Ha sido un placer ayudaros en esta etapa! :D"

miércoles, 5 de abril de 2017

Testimonio - Un niño triste que pensaba que todo lo hacía peor que otros.

Asier llegó a nuestra clínica gracias a una "broma" de su profesora para que le revisaramos la vista.  La madre ya sabía antes de llamarnos que nuestra evaluación sería diferente a la que hace un oftalmólogo. Inicialmente Asier tenía problemas de aprendizaje porque con 6 años confundía letras y números al copiar de la pizarra, pero aparentemente los veía bien. Para él esto era un ejercicio muy difícil. Pero su problema no sólo era ese. Nos lo cuenta su madre.

______________________________________________


Desde que Asier era muy pequeñito, yo notaba algo, no se sabe qué es, creo que lo he leído en muchos testimonios, es un niño listo, sociable, cariñoso, simpático, muy agudo pero…Hay algo, no sabes qué es, pero que como padres sabes. 

Asier, desde que era muy pequeñito, me hacia comprarle todo tipo de pinturas para hacer en casa, pero cuando llevaba un minuto ya no quería dibujar más, estoy hablando con tres y cuatro años, un minuto o dos no más. Y al día siguiente igual, parecía como que quisiera pero no pudiera. Pero era pequeño, y yo no pensaba mas. Pero un minuto y ninguna forma, solo rayas en un papel, en ocasiones tan fuertes que rompía el papel. 

Pero lo llevábamos bien, era pequeño, cada niño tiene su ritmo. Quizás internamente pensaba que a lo mejor si que pasaba algo, pero intentaba no dar mayor importancia porque yo sabía que mi hijo era un niño muy listo. Es una sensación muy extraña y muy difícil de exteriorizar.

Y, un buen día, en primero de infantil, con tres añitos, su profesora me dijo, que no atendía, que no le salían las fichas que ella le mandaba y que le iba a poner en las notas que necesitaba mejorar. Me puse furiosa, no lo podía creer, con tres años y lo suspenden. Me dijo casi que mi hijo era un futuro fracaso escolar.  La gente que se dedica a la pedagogía debería estar mejor formada. Lo saqué inmediatamente de ese colegio. 

Y mejor. En el colegio nuevo, con mucha paciencia y mucho cariño le enseñaron a disfrutar dibujando, y aunque se cansaba igual, ya hacia formas y dibujos bonitos, hasta que entro en primaria, antes de terminar el primer mes. Mi hijo, tan feliz, con tanta energía, tan listo, se encuentra totalmente deprimido. Decía que no sabía hacer nada, que no le salía nada, que era el que peor lo hacía todo de su clase. Yo no sabía qué hacer. 

Una tarde me dijo que su profesora le había dicho que tenia que ir al oculista. Debo decir que sus revisiones de la vista se las hacía su pediatra y nunca había visto ningún problema en él, y yo tampoco. Hablé con su profesora y me dijo que lo del oculista había sido una broma, pero que ella notaba algo en Asier, quizás déficit de atención, dislexia, no sabía. Hacía inversiones en letras y números y se bloqueaba, y que fuéramos a ver a un psicólogo. 

No busque un psicólogo. Mi hijo tenía 5 años, pero por la bromita de la profesora del oculista y después de desesperadamente buscar algo que nos ayudara, di con el blog de Rosa y me sentí muy identificada con muchos de los testimonios. Llamé, les expliqué y evaluaron a Asier. 

Además de problemas visuales, Asier tenía activos, casi todos los reflejos primitivos que afectan al aprendizaje. Empezamos la terapia con Laura y después de un año y pico, tenemos el alta y revisiones cada cierto tiempo. 

Es un trabajo muy duro, especialmente para él, pero para nosotros también. Es cada día, sin vacaciones pero es tan increíble la evolución. 

La mejor prueba, además de que todos sus problemas visuales y de reflejos se solucionaran, es que Asier es de Diciembre, es decir, tenía el handicap de ser el pequeño de la clase, y ha estado durante todo el año pasado y comienzos de este al lado de la profesora, ya que era al que más le costaba leer, escribir, etc, pues, hace poco, Asier me dijo que le habían cambiado de sitio. Yo le preguné "¿Y eso?" Y me dijo "Es que hay otros niños que leen peor que yo y necesitan estar con la profesora". Ese día fui muy feliz. 

Además, con la implicación de hacer una tarea diariamente, se ha vuelto mucho más disciplinado, más ordenado. Está feliz, le encanta ir al cole, lo pasa muy bien. Es increíble el cambio que ha dado. Yo he hablado con padres que notan algo en sus hijos. Algunos cuando les explico, me ponen cara de espanto al saber que es una terapia que hay que hacer cada día, es un trabajo duro y hay que invertir tiempo, pero para mí es el mejor trabajo y la mejor inversión que he hecho en mi vida. Muchísimas gracias a todo el equipo y especialmente a Laura, que nos ha cuidado muchísimo durante estos meses y ha hecho un trabajo impecable. Un gran trabajo. 

.__________________________________

Laura:
"Cuando Asier llegó a nosotras, su madre estaba muy preocupada por todas las dificultades que observaban en su día a día, sobre todo querían que Asier fuese feliz tanto en su vida diaria como en el colegio, por ello desde el primer momento trabajaron con dedicación con el objetivo de ayudarle todo lo posible. Es una familia que hn sabido trabajar sin descanso y sin saltarse una sola sesión.

Asier al ver que iba mejorando con las actividades que le mandaba, empezó a tomárselo muy en serio para su corta edad, y cada vez, venía más contento y alegre. Estaba muy orgulloso de saber que podía escribir y leer tan bien como lo hace ahora. ¡Es admirable ver como han trabajado! ¡Enhorabuena por Asier y su familia! ¡Fue muy fácil ayudaros! :D"

miércoles, 15 de marzo de 2017

TALLER INFANTIL "APRENDER JUGANDO" - Marzo 2017

Integración sensorial a través del deporte y el juego.

La mañana del pasado sábado 11 de Marzo realizamos un taller infantil en el Centro de Optometría Consciencia Visual  para niños de 6 a 12 años. Los niños que acudieron esta vez tenían entre casi 8 años y 12 años.

Las respuestas fueron muy satisfactorias, los niños se lo pasaron muy bien que era nuestro objetivo principal.

Al comienzo del taller, agrupamos a los niños por parejas. Y aunque unas competían con otras para conseguir la mejor puntuación, el espíritu colaborador se respiraba en el ambiente, dado que a veces unos ayudaban a otros aunque no fueran de su equipo ;)

Nuestro segundo objetivo era que los niños mientras jugaban no se dieran cuenta de que estaban estimulando diferentes habilidades y áreas.

El taller lo dividimos en 3 partes:
  1. Gyncana visuo- deportiva 
  2. La Oca de la Visión 
  3. Gyncana neuro-motora. 

 ¿Qué quieren decir estos nombres? ;)

 GYNCANA VISUO-DEPORTIVA 







En esta parte los niños tenían que hacer juegos motores y visuales. Tenían que superar 6 circuitos con unas pruebas que iban intercalando ejercicios:
  • de coordinación gruesa (gateo, arrastre, saltos, carrera, equilibrio,…),
  • de puntería ojo-mano,
  • de destreza ojo-pie, 
  • y paneles visuales donde intervenían lógicamente habilidades visuales y el conocimiento de la derecha/izquierda en cada niño y donde se ponía a prueba la rapidez de su cuerpo calloso. 
  • Pero lo que más estimulaban estos circuitos era la MEMORIA VISUAL Y LA MEMORIA AUDITIVA a nivel secuencial. Antes de empezar los juegos, se les explicó toda la secuencia de los circuitos y ellos tenían que recordar lo que tenían que hacer en cada uno de ellos… Alguna ayudita les dimos ;D 

En estos juegos no trabajaban cada área por separado (visión, mano, pie,…) si no TODO en conjunto. Realizaban una INTEGRACIÓN SENSORIAL Y MOTORA.


LA OCA DE LA VISIÓN 



Esta vez el juego en el que nos basamos fue la Oca, pero en otros talleres nos basaremos en otros juegos.

En esta parte del taller los niños, mientras echaban una partida de “la Oca”, en cada celda que caían, tenían que ir superando ciertas pruebas. Con esto iban ganando puntos.

La mayor parte de estas pruebas eran juegos de mesa perceptuales que jugaban en pareja ayudándose el uno al otro. En estos juegos ellos estimulaban habilidades perceptuales como figura-fondo, relaciones espaciales, cierre visual, discriminación visual, constancia de forma, conceptos básicos de percepción de colores-formas-tamaños, y otras habilidades como estrategia, orden, secuencias, series, abecedario, cifras, rapidez, …

La otra parte eran juegos de coordinación ojo-mano, tanto a nivel fino como a nivel grueso, donde intervenía la puntería con la mano o la destreza fina de los dedos.


GYNCANA NEURO-MOTORA 



En esta parte los niños se metían en una historia y actuaban como protagonistas de la misma. Tenían que ir superando unas pruebas y unas pistas para llegar a conseguir un premio final.

Para conseguir todo esto, en el transcurso de las pruebas, los niños realizaban movimientos basados en los movimientos de integración de reflejos primitivos y los primeros movimientos que realiza el bebé desde que nace hasta que desarrolla todo su proceso de lateralidad. Además, para ir superando pruebas y conseguir pistas para la siguiente, tenían que superar unas adivinanzas.


En resumen, no solo los niños se lo pasaron bien, sino que nosotras también!!! :D :D
Durante el mes pasado diseñamos el taller con mucho mimo y pensando cómo podían disfrutarlo los niños. Durante ciertos momentos de la preparación y durante el propio taller, nos sentimos niñas como ellos. Una bonita experiencia con la que creo, TODOS aprendimos, y que nos gustaría repetir y brindar a más niños.

Aún no tenemos fecha para el siguiente taller pero seguramente sea a finales de Abril o mediado-finales de Mayo. ¡¡Que no se lo pierdan vuestros niños!! 





miércoles, 15 de febrero de 2017

Taller infantil " Aprender jugando"

El Centro de Optometría Consciencia Visual ofrece un Taller infantil lúdico/didáctico para niños entre 6 y 12 años, tanto si han sido o son pacientes actualmente como si nunca han venido.


¿Qué fomenta el taller? 

Con este taller ellos jugarán de diferentes formas sin darse cuenta en ningún momento que dichos juegos fomentan el aprendizaje en diferentes áreas: Visión, coordinación gruesa, equilibrio, coordinación fina, ritmos, percepción, habilidades deportivas, habilidades sociales, participación en equipos, colaboración con sus compañeros, respeto a los turnos, creatividad, imaginación, atención, etc.

Todos los juegos se basarán en LA VISIÓN, la entrada principal de información a sus cerebros.

El taller se hará de forma muy dinámica. Lo realizarán en parejas que formaremos nosotras y se realizará en formato concurso donde irán ganando puntos según vayan realizando los juegos. Al acabar el taller, las 2 parejas que hayan conseguido más puntos se llevarán unas medallas y el resto se llevarán un diploma de participación.

Objetivo del taller

El objetivo principal del taller es que los niños se lo pasen muy bien mientras aprenden. Y secundariamente, ¡si los padres pueden aprovechar esa mañana para hacer sus cosas o descansar, mejor que mejor! ;)

¿Qué material utilizaremos?

Utilizaremos paneles visuales, material deportivo (colchonetas, aros, pelota de pilates, pelotas varias, balancines, tablas de equilibrio,…), material de expresión plástica y juegos didácticos.


Lugar Centro de Optometría Consciencia Visual (C/ Fernado El Católico, 10 1ªA, 28015, Madrid)
Día Sábado 11 de Marzo de 2017
Horario De 10 a 14H.
Edades De 6 a 12 años
Precio
50€ niños que han sido pacientes nuestros alguna vez
60€ niños que no hayan venido nunca
5€ de descuento en cada hermano

Para más información: 644341702 o en rosa@conscienciavisual.com

Related Posts with Thumbnails