miércoles, 29 de octubre de 2008

Una buena visión no es sólo tener 100% de Agudeza visual

Link to post in English



Igual que no es lo mismo “ver” que “mirar”, en la visión no sólo es suficiente que la luz se enfoque en un punto determinado de la retina para que veamos el 100%, sino que ADEMÁS, visión es entender lo que vemos.

Para entender esto, primero explicaré lo que significan las palabras Agudeza Visual que tantas veces empleamos con los pacientes al decir “Usted ve un X por ciento”, pero puede que no tengáis muy claro lo que ello significa realmente.

Cuando evaluamos la prueba de Agudeza Visual, estamos midiendo la capacidad de una persona para identificar unas letras, dibujos o signos, a una distancia a la que deberían ser vistos; y el valor final es el tamaño de los símbolos más pequeños que el paciente sea capaz de leer a dicha distancia.


Me explico un poco mejor: cuando realizamos esta prueba, el paciente debe sentarse a unos 6 metros (20 pies) de las letras (por falta de esa distancia en muchas consultas u ópticas, existen unos proyectores especiales que simulan esos 6 metros, aunque físicamente no exista esa distancia real). Al decir que una persona tiene 100% de visión, 1.0 ó un 20/20 (6/6) (es todo lo mismo), lo que queremos decir es que dicha persona ve a 6 metros lo que se debería ver a 6 metros. Pero si por ejemplo, esa persona ve 20/10 (6/3 ó 0.5), nos indica que a la distancia de 6 metros, sólo llega a ver lo que se debería ver a 3 metros, es decir, tiene el 50% de visión.


La Agudeza Visual por tanto, es la capacidad de ver los detalles de un objeto. Pero precisamente porque dicho objeto no se encuentra flotando en la “nada”, sino que además, hay muchos más objetos que lo rodean, nosotros estamos a una distancia del objeto, con él podemos querer realizar una acción y otros sentidos pueden estar implicados en esa decisión…, la visión no sólo es ver claro ese objeto, sino que intervienen muchas más “cualidades visuales” como vimos en una entrada anterior.


"Se estima que el 80% de todo el aprendizaje durante los 12 primeros años del niño se produce a través de la visión".

Porque un niño o un adulto tenga una Agudeza Visual en un determinado test del 100%, no implica que tenga buena visión, ya que puede tener problemas para enfocar un texto cuando lee un libro, o puede tener mala coordinación ojo-mano y tener una mala escritura, o puede tener problemas para que sus dos ojos trabajen de forma coordinada y conjunta y se canse a los 10 minutos de estar haciendo un tarea en cerca, o puede ser “torpe” y golpearse con las cosas porque no calcula bien las distancias. En todos estos ejemplos está implicada la visión y con ellos sólo quería demostraros que aunque tengamos una Agudeza Visual del 100%, puede que no tengamos una Visión del 100%.

En muchas ópticas, cuando una persona va a hacerse una revisión, se limitan a obtener este resultado y a averiguar con qué lente puede mejorar ese porcentaje (si hay miopía, hipermetropía o astigmatismo), sin pararse a evaluar si esa visión funciona bien y si trabaja conjuntamente con otros sentidos. Es decir, para ellos la meta es conseguir ver el 100% de agudeza visual y no plantearse si hay algún otro síntoma que demuestre que no sólo se trata de mejorar la Agudeza, sino también de mejorar el rendimiento cuando se trabaja en cerca, o mejorar en un deporte o mejorar la lectura y su comprensión. Por ello, como no siempre se relacionan los problemas que se tienen en la vida diaria con un problema en la visión, yo os recomiendo que visitéis una consulta especializada que os ofrezca un estudio más amplio. Os sorprenderíais de cuántos síntomas y problemas en el cole, pueden eliminarse con la Terapia Visual y lo que ésta puede mejorar la calidad de vida en general de cualquier persona.

Un niño puede ser diagnosticado con una “visión perfecta” por un óptico o un oftalmólogo (indistintamente) simplemente por tener un 100% de Agudeza Visual, sin medírsele las habilidades visuales (enfoque, visión periférica, coordinación ojo-mano, discriminación de formas, relaciones espaciales,…) necesarias para tener un correcto aprendizaje o una buena coordinación corporal. En otra entrada posterior os contaré más detenidamente los problemas visuales relacionados con el aprendizaje.


Si un niño se tiene que esforzar en el colegio, en los deportes o en su conducta en casa, tanto padres como profesores deberían considerar que puede existir un problema visual, más allá de una Agudeza Visual.

Un ejemplo comparativo sencillo es el siguiente: cuando leemos no basta con verbalizar lo que vemos escrito y leer como un papagayo, tenemos que comprender lo que vemos. Por tanto, cuando leemos, no sólo es necesario que veamos las letras nítidas, tenemos que saber, recordar, interpretar y verbalizar lo que está escrito y de todo ello se encarga el proceso de la visión.


Por tanto, después de todo esto, mi meta es que tengáis claro que cuando vais a una consulta u óptica, la medida de la AV debe ser SÓLO un dato obtenido de toda la evaluación visual para obtener un diagnóstico preciso.



ENTRADAS RELACIONADAS
¿Dónde va lo que vemos? – Procesamiento de la información visual (del ojo al cerebro)
¿Qué otras informaciones nos entran por los ojos?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Rosa:
No sabes cómo me alegro de haberte encontrado en la red. Mi marido tiene un blog y está todo el día enganchado buscando informaciones, pero yo soy más reacia a este tipo de inversión del tiempo de ocio, por lo que ha sido una casualidad y un verdadero hallazgo encontrarte. Desde que terminé la carrera (Pedagogía terapéutica) hace ya un tiempecito, no había vuelto a leer nada tan bien explicado como has hecho tú y como hacía mi profesro, del cual soy devota desde entonces.
Me gustaría plantearte una duda, que ahora me afecta como madre y no como profesional, ya que hasta ahora no me han respondido de forma satisfactoria (¡si hubiera mantenido contacto con mi profesor...!). Mi hijo de 4 años confunde ( y mucho) el verde y el rojo. Al principio no le dí importancia, dejé pasar el tiempo, no le corregí, por aquello de que no se aprendiera los colores de las cosas de casa de memoria, pero después de cumplir 4 empecé a preocuparme (tampoco una barbaridad, no te creas), porque jugamos a una especie de veo-veo con los colores y dice cosas del tipo que las judías verdes son rojas (aún llamándolas judías verdes, busca algo rojo y te señala las judías). En la revisión de los 4 años me dijo elñ enfermero que podía ser, que no me preocupase, y que no había nada que hacerm salvo esperar a que cumpla 7 u 8 años, (cuando deje de cometer "errores" en lectoescritura, esto lo digo yo, no él) y jhacerle la famosa prueba del 3 y el 8 de la cual no recuerdo el nombre. ¿Cómo loves? Me gustaría conocer tu opinión, que me parece bastante más cualificada y sensata que las que estoy oyendo desde hace un tiempo, que me contestan con vaguedades (en alguna óptica sabía yo más que ellos) y no me convencen. Muchísimas gracias de antemano. Te seguiré leyendo.
Diana.

Anónimo dijo...

Hola Rosa:
No ha salido un comentario anterior que te hecho y me gustaría saber si va a salir éste.
Por desgracia no tengo más tiempo, así que voy al grano: ¿Cuándo se puede detectar en un niño si confunde los colores verde y rojo? ¿A qué edad? ¿Con qué pruebas? Gracias. Si no sale mi comentario anterior otro día te lo explicaré, porque prometo leerte.
Diana

Rosa García dijo...

Hola Diana, siento haber tardado en contestarte.
Lo primero de todo muchas gracias por leerme y por tu opinión.

Como escribí en otras entradas anteriores, desde la web me es totalmente imposible diagnosticar nada con precisión porque sería necesario realizar una serie de pruebas para saber realmente lo que le ocurre a tu hijo. Te recomiendo que vayas a una consulta optométrica más especializada que una simple óptica, que posiblemente posea unos tests necesarios para evaluar la visión del color de tu hijo. Hay test especiales para niños (a la edad de tu hijo ya se puede evaluar), pero en esta web http://www.toledo-bend.com/colorblind/ishihara.html muestra algunas de las láminas de uno de los tests más usado (Test de Ishihara). Conozca ya o no tu hijo, los múmeros, tienes la opción de que te los marque con el dedo. Dichos números están formados por unos puntos de colores. Si realmente tiene problemas con el rojo y verde, tendrá problemas para distinguir algunos de ellos y verá sólo puntos de colores. Tápale un ojo, y comprueba si tiene el mismo resultado con cada ojo. Si no ha tenido ninguna enfermedad o patología ocular, seguramente sea congénito y lo manifieste de igual manera en ambos ojos.

Espero haberte ayudado un poquito con tu duda y no siendo urgente, cuando puedas hazle un chequeo visual completo a tu hijo.

Un saludo.

Rosa.

Anónimo dijo...

buenas noches, tengo un hijo de 6 años y 10 meses, le hicieron un test de CI y tiene un promedio de 148;
-sin embargo confunde la d con la b; -la p con q;
- se vuela la n en palabras
esta en terapia ocupacional charle con la teraupeta le hizo varias pruebas y reconoce la diferencia, pero al escribir vuelve a confundir. Cuando le digo; Ivan por favor léeme que dice aquí, lee bien, no se si es por la excelente memoria que tiene o realmente lee
Gracias
soy de Colombia, mi nombre es Virginia Alvarez, mi correo es vag24@hotmail.com

Rosa M. García Hdez dijo...

Con lo poco que me cuentas puede que su problema esté más relacionado con un problema de lateralidad y efectivamente lo compense con la memoria visual o auditiva, y que le puede hacer invertir letras. Coméntaselo a la terapeuta ocupacional por si ella puede ayudaros. Saludos!

Related Posts with Thumbnails