martes, 6 de abril de 2010

Eficacia visual - Movimientos oculares I

Hace tiempo, en otra entrada escribí que la AGUDEZA VISUAL no es la única habilidad visual, ni la más importante. Viendo el 100% de Agudeza visual de lejos o de cerca, podemos tener un sistema visual ineficaz que nos impida rendir en el trabajo o en el colegio, por tanto, podemos tener una buena “vista” pero no una buena “visión”.

Con esta primera entrada voy a empezar una serie llamada "EFICACIA VISUAL" donde os contaré todas las habilidades visuales que necesitamos en nuestro día a día para trabajar, para estudiar, para correr, para jugar, para hacer deporte,... para cualquier actividad que desempeñéis en vuestra vida (adulto o niño).

Una de esas habilidades visuales son los MOVIMIENTOS que hacen nuestros ojos.

Escribiré sobre esta habilidad en dos entradas consecutivas.


El MOVIMIENTO OCULAR es una habilidad que tiene cada ojo, lo que quiero decir es que cada ojo puede tener una respuesta diferente ante los estímulos en movimiento, sobre todo en los ojos que no se han desarrollado de igual manera (por diferencia de graduación, por ojo vago, por una desviación ocular, por una patología, etc.).


TIPOS DE MOVIMIENTOS OCULARES

FIJACIÓN: Es la habilidad que tiene la fóvea (13) de mantener en dicho punto de retina la imagen de un objeto de manera estable, mediante pequeños micromovimientos imperceptibles. De esta manera, permite ver dicha imagen clara. Cuanto más estable, más claro se ve el objeto.

SEGUIMIENTOS: Es la habilidad de seguir un objeto en movimiento con nuestros ojos. Lo perfecto es hacerlo con la fóvea para que la imagen se mantenga enfocada.

SACÁDICOS: Es una habilidad más compleja, que permite que nuestros ojos salten de un objeto a otro. Si dicho salto se realiza con la fóvea, será más preciso y se verá la imagen más clara. Pero en esta habilidad no sólo interviene la fóvea (o retina central) si no también la retina periférica, ya que ésta es la que nos orienta de la cantidad de salto que tenemos que hacer para que nuestro ojo llegue al siguiente objeto de forma precisa, sin quedarnos cortos o sin pasarnos. Funciona como un "sistema ON-OFF", es decir, cuando funciona la fóvea o retina central, no funciona la retina periférica y al revés. En esta entrada sobre la lectura de mi otro blog, lo explico mejor.


SU IMPLICACIÓN EN LA LECTURA

Hay muchas personas (adultos y niños) con problemas de lectura. Un 95% de ellos presentan mala calidad de sus movimientos oculares.

Durante el acto de la lectura intervienen 3 movimientos oculares:
  • Sacádicos: son los movimientos de izquierda a derecha, que van realizando los ojos, al ir posándose en las diferentes sílabas o palabras escritas.
  • Fijaciones: son los pequeños movimientos que mantienen los ojos sobre las palabras para ser enfocadas y analizadas.
  • Regresiones: son los movimientos sacádicos de derecha a izquierda que ocurren cuando el movimiento sacádico precedente de izquierda a derecha, se pasó de largo; si hay muchas regresiones en una lectura hace que sea lenta, vacilante y que se interprete mal el texto y no se entienda su contenido.
En lectores normalmente hábiles estas regresiones ocurren en un 10 a 20 % del tiempo de lectura, pero los lectores pobres tienden a realizar más fijaciones y regresiones que los lectores hábiles.

Las habilidades visuales implicadas en el proceso de aprender a leer son diferentes a aquellas que se requieren para leer párrafos largos con eficiencia y buena comprensión que se emplean en educación secundaria y universitaria.


DESARROLLO DE LOS MOVIMIENTOS OCULARES

Al mes de nacer, los ojos del bebé ya realizan movimientos oculares:
  • A las 8 semanas es capaz de hacer fijaciones.
  • A las 6 - 8 semanas es capaz de seguir objetos en movimiento, siendo cada vez el movimiento más amplio.
  • Y entre las 4 y las 12 semanas es capaz de hacer sacádicos, pero al principio son involuntarios (al oír algo por ejemplo) e imprecisos, quedándose cortos en el salto por lo general.
Esta habilidad visual es de las más tardías en desarrollarse. Hasta la etapa escolar (a los 7 u 8 años) no se poseen unos movimientos oculares maduros.

Sin embargo, diferentes estudios demuestran que el niño de 1 año de edad tiene buenos movimientos oculares, pero se consideran que no son suficientemente precisos o que no están completamente desarrollados a esa edad, debido a que las pruebas clínicas empleadas en su evaluación requieren unos complejos fenómenos atencionales y cognitivos que no se encuentran presentes hasta los 10 - 12 años de edad.

Por eso, debido a esa asociación que existe entre los movimientos oculares y las habilidades cognitivas implicadas en la lectura, ésta no se lleva a cabo hasta los 6 años de edad.


DESARROLLO DE LOS MOVIMIENTOS OCULARES Y LA ATENCIÓN


Al principio el bebé mira automáticamente los objetos llamativos que entran dentro de su campo visual sin discriminación. Después, va aprendiendo poco a poco a controlar sus movimientos oculares de forma que sus ojos sean dirigidos hacia los objetos que le interesan, ignorando aquellos que no, aún siendo brillantes, ruidosos o más móviles.

Cuando se producen una alteración en el desarrollo del control de estos movimientos oculares, el niño no puede superar los mecanismos reflejos primitivos, y su atención es captada por cualquier ruido, movimiento, u objeto que aparece en su campo visual. De esta manera, el niño manifiesta dificultades de atención y facilidad para distraerse, influido por un mal funcionamiento de su sistema oculomotor que puede interferir inadecuadamente sobre su aprendizaje.


ENTRADAS RELACIONADAS
Eficacia visual - Movimientos oculares II

ENTRADAS relacionadas con la EFICACIA VISUAL
“Veo bien” = Tengo buena Agudeza Visual. Desarrollo de esta habilidad visual.
Eficacia visual - Acomodación y Flexibilidad acomodativa I




2 comentarios:

alberto dijo...

entiendo que la eficacia visual se puede mejorar.
¿ Hasta que años?

¿No deberían tener más información en los colegios los profesores de este asunto?
En mi modesto entender, este asunto de vital importancia en el desarrollo escolar, debe estar como asignatura en los estudios de Magisterio.
Se lo he comentado a las profesoras de mis hijos su cara era un interrogante
Animo te seguimos.
Al

Rosa M. García Hdez dijo...

MUCHAS GRACIAS Alberto. Comentarios como el tuyo me animan mucho a continuar con esta labor de divulgación. Desgraciadamente hay mucho desconocimento de todas esta materia, y va a costar mucho trabajo y mucho tiempo, hacer entender a la gente que la visión no es sólo ver o no ver claro, y que esto es algo muy importante a tener en cuenta sobre todo en el período infantil, donde se sientan tantas bases, y donde la visión es el sentido predominante para recibir la información del entorno que rodea al niño.
Hay colegios que están dispuestos a aprender más y me ofrecen dar charlas informativas a padres y profresores PORQUE ES POR EL BIEN DE LOS NIÑOS; pero sin embargo hay otros, a los que me he ofrecido yo a darles la charla (y que conste que lo hago de manera gratuita) y se cierran en banda. Me dicen que "por ahora no les interesa"... ¿Cómo pueden no interesarles formarse un poco más sobre cosas que desconocen y que beneficiarían a sus alumnos, y sobre todo, que les haría las cosas más fácil? Siento impotencia ante situaciones como estas :-( Son profesores, ellos enseñan y no están dispuestos a aprender, o al menos a escuchar. Bueno, tiempo al tiempo.

Alberto con respecto a tu otra pregunta, decirte que la eficacia visual también mejora en edad adulta. Hay muchos adultos que se someten diariamente a un fuerte estres laboral y eso termina creando estrés visual, desajustando nuestro sistema visual y trabajando de manera menos eficiente. Es como cuando no puedes coger un peso determinado porque no tienes suficiente fuerza, y al cogerlo, como no puedes, terminas haciéndote daño en los brazos o en la espalda, en la visión ocurre lo mismo. A veces se somete a la visión a unas condiciones que no son las adecuadas, y sobre todo se mantienen durante un tiempo, así que el sistema visual los compensa alteranado sus habilidades visuales. Pero afortunadamente esto puede tener solución.
Además, a veces no es necesario un estrés fuerte para hacer que nuestro sistema visual no rinda.
El problema muchas veces es reconocer los síntomas y relacionarlos con la visión (aquí tienes algunos http://rosavision.blogspot.com/2008/09/signos-y-sntomas-identificativos-de-un.html que aunque están relacionados con los niños, los adultos también podemos tener algunos de ellos).
De nuevo, gracias. Saludos.

Related Posts with Thumbnails